6 jun. 2012

Respalacios, una necrópolis bajo la autovía (1)

Entre los años 2003 y 2004 tuve la oportunidad de trabajar con GAEMarqueólogos en la excavación de una extensa necrópolis medieval localizada durante las obras de construcción de la Autovía de la Meseta en el paraje de Santibáñez (Molledo, Cantabria).

Plano de la necrópolis de Respalacios (GAEMarqueólogos)
La superficie excavada fue de unos 500 m2 y se dejaron al descubierto 228 tumbas, así  como los cimientos y el suelo de un edificio religioso que fue construido en la Edad Moderna. Únicamente se excavaron por completo 155 tumbas y los trabajos se detuvieron justo antes de abordar la excavación de la zona del edificio religioso para determinar si estaba superpuesto a uno más antiguo en torno al cual habría surgido el cementerio medieval, aunque es una hipótesis verosímil. Es una de las necrópolis de tumbas de lajas de la región en la que se ha podido excavar una mayor superficie, lo que ha permitido conocer datos interesantes referidos a la organización del espacio cementerial.

Vista general de la necrópolis antes de levantar las cubiertas de las tumbas
Vista general de la necrópolis después de levantar las cubiertas de las tumbas
Lamentablemente, los procesos postdeposicionales provocaron la destrucción de los restos humanos. Sólo en una tumba se pudieron recuperar algunos dientes. En el resto no quedaba ni rastro de los esqueletos, disueltos por la acción erosiva del agua en una tierra ácida y poco permeable.

Detalle de algunas tumbas llenas de agua de lluvia

Una de las características más destacables de esta necrópolis, en la que sólo se han documentado tumbas de lajas (hay un par de ejemplares que se podrían caracterizar como "de murete", pero son la excepción que confirma la regla) es la ausencia de estratigrafía vertical. En toda la extensión excavada no hay ninguna tumba que se superponga a otra. Los muros de la ermita de la Edad Moderna, en cambio, sí se superponen a las tumbas. La expansión de la necrópolis responde a un modelo ya observado en otros cementerios contemporáneos y que denominamos "crecimiento extensivo", propio de la época altomedieval.

Tumba 118, bajo el muro de la ermita

También se ha podido comprobar, gracias a la gran superficie excavada, que las tumbas se adaptan a la topografía del terreno. Esto se comprobó sobre todo en la zona de marcada pendiente situada al W de la ermita. Las tumbas se disponían formando escalones bien ordenados en hileras longitudinales, quedando en parte condicionada su orientación a la forma de la ladera.

Tumbas en disposición escalonada, adaptadas a la ladera

Otro aspecto de interés en la organización interna del cementerio es la contentración de tumbas inmediatamente al E la ermita. Si la hipótesis que manejamos durante la excavación es correcta, esas tumbas se concentraban en torno a la cabecera de la iglesia altomedieval que suponemos que está bajo los cimientos del edificio de la Edad Moderna. En los cementerios medievales, caracterizados por la inhumación ad sanctos, esta zona era considerada un lugar de prestigio. En ocasiones, como parece que sucede en Respalacios, era ocupada preferentemente por inhumaciones infantiles.

Concentración de tumbas en la zona de la cabcera de la ermita

En sucesivas entradas iremos conociendo otras características de la necrópolis de Respalacios. Descubriremos algunas particularidades de la forma de las tumbas y mostraremos cómo se señalizaban, entre otras cosas.
---

Los resultados de esta excavación están recogidos en el artículo "Actuaciones arqueológicas en la ermita y la necrópolis medieval de Respalacios (Villordún, Cantabria)", publicado en la revista Sautuola.

3 comentarios:

  1. Precisamente el otro día ojeando este blog me vino a la mente esta necrópolis. En su día leí el artículo de Sautuola.

    ¿Pero al final la necrópolis quedo debajo de la autovía?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que exactamente debajo del vial no... una parte está bajo un terraplén (o piedraplén, mejor dicho), otra parte no estaba afectada y simplemente se cubrió de tierra de nuevo y otra parte pequeña, más hacia el E, ni siquiera se excavó. Lo que no te sé decir ahora mismo es en qué punto kilométrico está el yacimiento.

      Eliminar
  2. Si...más o menos creo que sé por dónde anda.
    Por cierto muy bueno el blog. A ver si metes alguna entrada del valle de Buelna.
    Un saludo

    ResponderEliminar