24 jun. 2012

Cine visigodo (1): coronas bizarras

Sería el año 85 u 86 y la Peña "El Juncu" de mi pueblo, de la que mis padres y familiares cercanos eran por entonces miembros muy activos, organizaba los domingos unas proyecciones de cine en los bajos del Ayuntamiento, en lo que ahora es el salón de plenos. Las pelis eran cutres a más no poder y sólo recuerdo haber visto allí "El guerrero rojo", infame subproducto hecho con los restos de otro infame subproducto: "Conan el destructor" (a veces, en sueños, imágenes terroríficas de un Tintín pesadillesco asaltan mi memoria, pero no estoy seguro de que tenga algo que ver con aquel "cine" de pueblo...). Como mi padre era uno de los que ponían las pelis, por mi casa solía circular un catálogo con todas las que ofertaban los señores que alquilaban el proyector y siempre me quedé con ganas de ver una, cuya carátula me tenía fascinado. Ésta:


La sinopsis hablaba de un aventurero que tenía que encontrar cuatro coronas mágicas visigodas (sí, sí, visigodas) y, claro, a mi mente preadolescente le daba por imaginarse a una especie de Indiana Jones (por esas fechas vi "En busca del arca perdida" en video, por cierto) a la española, con trampas, reliquias y fantasmas. Obviamente, de arqueología de época visigoda cuando aquello, ni papa. Pero aun así, la cosa motivaba. Lamentablemente, nunca trajeron la película y eso que me consta que mi insistencia no cayó en saco roto y se pidió. Lástima.

Pasaron muchos años, a mí me dio por la arqueología de época visigoda (que es un mal vicio como cualquier otro) y un buen día, mi cerebro inconsciente decidió desenterrar uno de los muchos recuerdos inútiles que guarda con empeño digno de mejor causa: "El tesoro de las cuatro coronas". Y de regalo, quién era su protagonista femenina: la sin par Ana [García] Obregón (que también salía en "Bolero" con Bo Dereck, truño erotico-festivo-cañí y olé; en "Policía", otro clásico hispánico olvidado, junto a Emilio Aragón; o en aquel episodio inolvidable del "Equipo A"; entre otras muchas joyas). Una película sobre tesoros visigodos, aventureros audaces y con Ana Obregón tenía por fuerza que ser canela en rama, así que decidí buscar en la red. Busqué pues y no tardé en descubrir que se había convertido en un filme de culto... de culto para los amantes del cine-basura patrio, pero de culto al fin y al cabo. Y que la película, aparte de sus ya descritos encantos, tenía una banda sonora firmada nada más y nada menos que por Enio Morricone (se ve que tenía muchas facturas que pagar) y que, agarraos, se rodó en 3D (y por eso, supongo, nunca llegó al cine de la peña "El Juncu", que no estaba preparado para tanta modernidad). En un 3D cutrongo de la época, por supuesto, del que se veía con aquellas gafas de cartón y papel celofán azul y rojo (las mismas que mi madre no quiso comprarme en 1984 para ver "Fort Ti" en TVE1. Aún se la guardo...).

Volviendo a la película, quien quiera verla puede hacerlo en YouTube, aunque con un enorme pero: está en diez trozos y hay que tragarse los comentarios de varios expertos en frikismo y bizarrías cinematográficas varias. Lo cierto es que tiene su gracia, pero no dejan que la película pueda apreciarse como dios manda. Y es una lástima, porque la cosa promete ser una experiencia inolvidable (no quiero pensar lo que tuvo que ser verla en su momento en 3D...). Si algún alma caritativa la tiene en formato digital, lee esta entrada y me la pasa le estaré eternamente agradecido. De momento, una imagen para abrir boca: ésta es una corona hispanovisigoda (la foto se la he robado, en este mismo blog, a E. Gutiérrez Cuenca) como las que forman el tesoro que da nombre y argumento a la película. 


Antes de que nadie se mofe por adelantado, que conste que las coronas de la peli están muy logradas. Pero mucho.Y para terminar, un enlace sólo para cinéfilos con mucha, mucha clase. En un formato hecho para el arte. Que lo disfrutéis.


2 comentarios:

  1. Pues habrá que verla. Hay otra española que se llama “El tesoro” de 1990 de Antonio Mercero. Eso si, el tema nos queda un poco lejos ya que trata de un tesoro celtibérico. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El tesoro" (creo recordar que es una adaptación de una novela de Delibes, porque el arqueólogo que protagonizó el hecho real que dio lugar a la película era uno de sus hijos, quien, por cierto, nos dio una charla en Primero de carrera en la que habló del tesoro, que interpretaba como un ocultamiento vinculado a la conquista romana de Asturia) trata sobre el descubrimiento del tesoro de Arrabalde. El tesoro, que se exhibe en el Museo de Zamora, es, sencillamente, impresionante. A mí me dejó con la boca abierta y cara de pánfilo durante el rato (largo) que estuve viéndolo. La película la vi empezar, pero era en mi época de estudiante y pronto encontré otra cosa en la que perder el tiempo, así que pasé de ella rápidamente. Sí que creo recordar que empezaba con un paisano arando un campo con un tractor y que el protagonista era José Coronado (antes del "bifidus" y eso, ya sabes...)

      Eliminar