27 may. 2012

Comienza la cuenta atrás para Riocueva 2012

Pues eso, que mañana empieza oficialmente la carrera para llegar a la excavación de 2012 en Riocueva. Aún no hemos terminado de digerir los resultados del año pasado y ya tenemos que ponernos a organizar lo de éste, pero así es este negocio (el único en el que se pierde dinero, por cierto). Como aperitivo y recordatorio, una foto de 2011:


Seguiremos informando según avance el proceso. Stay tuned!

5 comentarios:

  1. ¿Qué sorpresas nos deparará la cueva? Me conformo con que los resultados del 2012 sean como mínimo tan buenos como los de 2011. Ya sé que es mucho pedir, pero es la motivación necesaria para volver al "agujero"...

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo el pálpito (¿o serán gases?) de que lo de este año será aún mejor. Quizá no tan espectacular, pero sí mucho más importante para poder interpretar bien de una vez tanto el yacimiento como el fenómeno general. Y, viendo lo visto, estoy absolutamente convencido de que nos toparemos con nuevas e inesperadas (y más que agradables) sorpresas arqueológicas. Se ve que me sobra motivación, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, en lo que de que se pierde pasta completamente de acuerdo...:))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que el Proyecto aún te debe cerca de 80 €... Intentaré recordarlo y solucionar el asunto la próxima vez que quedemos, pero fijo que se me vuelve a olvidar (qué malas perras tengo, ya lo decía mi madre). Y, por cierto, seguimos sin cobrar la subvención del año pasado. Cualquier día me encuentro a dos polacos enormes armados con garrotes en la puerta de casa dispuestos a explicarme un par de conceptos económicos básicos (morosidad, deuda, demora, intereses "en especie", etc.)

      Eliminar
  4. JA, ja,ja. ¿qué más voy a decir?

    Por cierto, yo también tengo un pálpito, más bien una esperanza.. que salgan más huesines, pero esta vez cmpletos. aunque creo que no podemos quejarnos, que para loque hay se han podido determinar ciertas cosillas.

    Hay ganas...

    ResponderEliminar