11 nov. 2012

Una sangre no tan limpia (1)

Es un hecho muy conocido que, a partir del siglo XVI (aunque el asunto comenzara en el XV), la sociedad de los territorios que formaban la Corona de Castilla vivió obsesionada con la conocida como "limpieza de sangre". O al menos una parte importante de esa sociedad, significativamente las clases dominantes y todo aquél que aspirase a a ser alguien dentro de ella. Esa preocupación por el origen biológico de las personas estaba centrada en garantizar la ausencia de sangre de moros o judíos (o de conversos); en demostrar que no se tenían antepasados de esas etnias y/o religiones. Quienes estuviesen "limpios" podrían considerarse "cristianos viejos" y, por tanto, aspirar a formar parte de la nobleza (por pequeña y mísera que fuese), de las órdenes militares y de los oficios públicos. ¿Y dónde podían ser los cristianos más "viejos" y tener la sangre más "limpia" que en Asturias y en La Montaña? Contaban las antiguas crónicas que ambos territorios apenas habían sido hollados por las babuchas de los árabes invasores y en ellos, según se creía en la época, se habían conservado las genuinas esencias de la Hispania cristiana y visigoda; esencias que se habían vuelto a extender por la Península conforme avanzaba la Reconquista, aunque diluidas en un mar de mestizos. Todos sus habitantes, por tanto, podían presumir de ser nobles (hidalgos miserables en la inmensa mayoría de los casos, pero nobles a fin de cuentas) y de no estar manchados por la sangre de los infieles, como sí lo estaban muchos de esos otros habitantes de latitudes más meridionales. Y presumían, vaya si lo hacían: el hidalgo montañés o asturiano, orgulloso de su nobleza y pobre como una rata, es un tópico de la literatura del Siglo de Oro.

Y aunque, afortunadamente, este "racismo" de sangre se acabó superando con los siglos, algo de poso dejó y todavía hoy es el día en el que muchos de los habitantes de los actuales Principado de Asturias y Comunidad Autónoma de Cantabria siguen mostrando cierto orgullo de "cristianos viejos" y el convencimiento de que su sangre es algo "más pura" que la de los demás. ¿Nos suena de algo el "Asturias (o Cantabria) es España y el resto tierra conquistada, por ejemplo?

Pues bien. En esas estábamos (y me ceñiré aquí a Cantabria, porque parece que en Asturias no ocurre lo que voy a contar , o al menos no con tanta intensidad) cuando llegó la "revolución" del ADN y con ella una verdad que había estado oculta durante siglos en los genes de los cántabros: nuestra sangre no está tan "limpia" como siempre nos han contado. Al contrario, entre los cántabros, al igual que ocurre con otros pueblos del NW de la Península Ibérica, hay un porcentaje significativo (aunque minoritario, eso sí) de marcadores genéticos norteafricanos (para los datos de Cantabria, esta es la referencia, para los de la Península esta otra).

Joven norteafricana en 1905 (Foto: R. Lehnert)

La pregunta surge inmediatamente: ¿por qué? La respuesta definitiva no la tiene nadie (que sepamos), pero hay algunas hipótesis de trabajo que resultan sugerentes. Yo también tengo la mía y de todas ellas trataré en la segunda de esta serie de entradas (si pasa por aquí algún antiguo lector del Foro Folkis, ya la conocerá). Sólo adelanto que, como no podía ser de otra manera, la explicación que se me ocurre es altomedieval y remite a sucesos que tuvieron lugar en ese siglo que tanto nos gusta a los que trabajamos estos temas y del que, paradójicamente, apenas sabemos nada: el VIII d. de C.

Continuará...

11 comentarios:

  1. No creo que debamos diferenciar entre Asturias y Cantabria. Quizás la denominación mas acertada sea la de Asturias de Cantabria atendiendo a un doble criterio:
    A/La ubicación de la Asturia primitiva seria el páramo leonés atravesado por el Ástura (Esla y sus afluentes); el Órbigo seria el lugar donde los astures procedentes de los montes Aquilanos-Montes de León intentaron sorprender a los romanos en la comentada batalla. Dichos montes junto a la llanura leonesa seria la Asturia primitiva y Ástures o Astures el genérico que los romanos aplicaron a tales poblaciones.
    Por el contrario Cantabria abarcaria lo que hoy es el noroeste de Burgos, el norte de Palencia y de León y las actuales Asturias y Cantabria.Colmenero dixit y le creo acertado.

    B Se dice Asturias en plural atendiendo a la desaparición del término Cantabria pasando a ser conocidas las Asturias de Oviedo , las Asturias de Santillana y las de Trasmiera.
    Posiblemente se desgajó una parte de la antigua Cantabria, la mas occidental, en relación al tema de la mineria aurífera y su capitalización en Astúrica Augusta de donde a la postre curiósamente prevalecerá el nombre para la parte oceánica en tanto en cuanto la cismontana lo pierde prácticamente en benefico de Legio-León salvo el borroso recuerdo de Esla-Estula-Astura y Astorga-Asturica.
    Por eso cuando se habla de los astures en los momentos iniciales de la reconquista engloba a los grupos humanos de la zonad de Primorias véase parte centro-oriental de la antigua provincia de Oviedo y centro-occidental de la antigua provincia de Santander.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo estoy en completo desacuerdo con la teoría de Rodríguez Colmenero sobre la ubicación de la Cantabria prerromana, pero este probablemente no sea el sitio donde discutirlo. Sólo diré que, en la II Edad del Hierro y desde un punto de vista estrictamente arqueológico, no tiene nada que ver el litoral del oriente gallego con el del centro de Asturias, ni ambos con el del oriente del Principado y con el de Cantabria (y sí mucho los tres con sus respectivas zonas interiores situadas al sur).

      Eliminar
  2. Una vez dicho esto sin ánimo de polémica -el estado de las autonomias ha exacerbado mucho la cuestión- y dejando claro que tanto cántabros como astures serian una interpretatio romana cambiante con el tiempo como vimos paso a comentar el interesante artículo que nos traéis hoy.
    La frase de que Asturias es España (Asturias-Cantabria) y el resto tierra conquistada no deja de alejarse política e ideológicamente mucho de la realidad en el sentido de que las grandes construcciones políticas Reino de Asturias-León del que luego derivan Portugal y Castilla como condados escindidos con protagonismo propio tienen su origen dinástico y político en las montañas del norte.
    Eso siempre fue reconocido por la Corona de Castilla a la postre aglutinante de todo el proceso y en la memoria colectiva los repobladores del sur tienen un nexo de unión aunque cada vez más difuso con el norte.
    No solo en las Asturias-Cantabria, también en Vizcaya-Guipúzcoa y en menor medida León, Castilla, Galicia la población hidalga exenta de obligaciones pecheras era muy alta.
    En cuanto a los posibles genes norteafricanos o judios en Asturias-Cantabria comentando el caso de Asturias que es el que mas conozco parece haber existido una juderia en Oviedo y otra en Cangas del Narcea pero ojo ¡los judios también hacian proselitismo! y muchos de los judios españoles podian tener un origen ibérico.
    También en los documentos altomedievales se habla de mauri capti asignados a los dominios de la alta nobleza y de los monasterios. Sabemos que no se les permitio cruzarse a pesar de haberse convertido al cristianismo con los naturales del país hasta la Baja Edad Media; pero aquí tampoco la cosa está clara ya que tales mauri capti podian ser beréberes asentados en la Meseta Norte -véase los barawagta de Astorga por ejemplo-o tornadizos cristianos que se habian convertido al Islam.
    En mi modesta opinión yo me inclino por una presencia mas moderna derivada de la expulsión de judíos y moriscos que habrian huido hacia el norte o habrian sido reubicados en una zona no conflictiva para el estado español frente a la amenaza turca.
    En la Asturias actual una parte importante de la población por la creación de los grandes conglomerados industriales del Franquismo proviene de León-Galicia-Extremadura-Portugal por este orden lo cual me imagino que habra sido tenido en cuenta a la hora de formular tales estudios aunque en el caso de Cantabria yo desconozco si hubo una inmmigración de tal calibre.
    Por poner un ejemplo el dicho tres provincias tiene Extremadura. Cáceres, Badajoz y Avilés.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la herencia genética judía, pues no la veo (básicamente porque el artículo que enlacé peca de una enorme superficialidad en la interpretación y mezcla en el apartado "sefardíes" marcadores genéticos de próximo oriente que responden sin duda a gentes y momentos diferentes; incluyendo a los judíos, pero no sólo). De los marcadores genéticos norteafricanos no digo nada aquí, porque destripo la siguiente entrada y no es plan... Y en cuanto al papel "distorsionador" que haya podido tener la emigración contemporánea, coincido plenamente contigo y desconozco hasta qué punto esa variable ha sido tenida en cuenta en el caso cántabro (quiero pensar que lo ha sido, pero a saber...). Lo cierto es que, aunque mucha gente no lo sabe, Cantabria ha recibido desde finales del siglo XIX un gran número de población inmigrante (para trabajar en las minas del entorno de la Bahía de Santander y en las fábricas de esa misma zona y de la del Besaya, pricipalmente, aunque no solo). Y resulta significativo que gran parte de esas personas llegó desde el occidente peninsular (conozco casos de Extremadura, León, Zamora, etc. Por no hablar de los gallegos). Harán falta muchos estudios complementarios para aclarar el panorama, pero el caso de los pasiegos, muy aislados y sin apenas mezclarse, es llamativo.

      Eliminar
  3. Priguntu, ¿la zona de Pas nu jue poblada en gran parti (anqui hubiera unus pocus pobladoris antis) haci unus pocus cientus di añus sobri too dendi Espinosa? Otra cosa tamién curiosa que pareci en istudiu que pusisti jue que tamién pareci nun grau más altu unus marcadoris genéticus que sólu s'alcuentran con cierta cantidá 'nas zonas escandinavas. ¿A qué pudiera debé-si? ¿restus godus? ¿migracionis más antiguas (u modernas)? ¿papel cumu centru recolonizador d'Europa 'na prehestoria? nu tengu ni idea de genética peru es un tema interesanti.

    En toa manera si nu m'alcuerdu mal cuandu lu lií haci tiempu, me s'haci que la muestra era un pocu chica, pocu más de 100 presonas pa toa Cantabria (incluyendu Pas y Sanander) y, si no m'alcuerdu mal, desijían que lus güelus jueran nacíus en Cantabria, peru d'ahí p'atrás...

    Isti Viernis istuvi en Selaye. Enjuntu a lus típicus "Heidis" de papu coloráu y rojones u castañus, u pilu negru y muchus con ojus clarus, tamién parecían otras personas (paicía q'en menor cantidá peru illí estaban) que bien pudieran pasar por genti "más sureñu". Estóimi acordandu abora d'una muzuca que si ti dicin q'es mora ti lu crías perfetamenti.

    Paulu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única solución que yo le veo a todo este asunto pasaría por hacer análisis de ADN antiguo a restos humanos de diferentes épocas. Y comparar los resultados con los que nos muestra ese estudio. Lamentablemente, me temo que absolutamente nadie está por la labor ahora mismo (ni a medio plazo). Nosotros, por ejemplo, tenemos restos humanos de los siglos VII-VIII d. de C. Y aunque siempre hemos tenido en cuenta la posibilidad de hacer algún estudio de ese tipo, lo que no tenemos es dinero para hacerlo.

      Eliminar
  4. Una nuticia que tinía purái guardada:

    "Genética: Estudio demuestra la continuidad genética desde el Holoceno en Cantabria y Euskadi

    Un nuevo estudio publicado en la revista científica PLoS ONE por parte de un equipo de investigación español de la Unidade de Xenética, Departamento de Anatomía e Patolóxica Ciencias Forenses de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia) junto con otros organismos internacionales, revela que existe una continuidad genética de la población en la Cornisa Cantábrica desde al menos los inicios del Holoceno, hecho que podría explicar la especifididad lingüística y el origen del euskara, así como de algunas características culturales de la zona franco-cantábrica.
    La expansión del Máximo Glaciar (20.000 años Kya) obligó a las gentes que ocupaban las zonas más septentrionales de Europa a un repliegue buscando condiciones climáticas más favorables en el sur del continente y una de las tierras que se constituyó como refugio fue la zona franco-cantábrica. Los datos arqueológicos indican que dicho refugio fue uno de los embriones del repoblamiento europeo una vez acabada la última glaciación, durante el inicio del Holoceno (11.500 kya), que supuso el inicio de las condiciones climáticas favorables que aún hoy perduran. Los resultados del nuevo estudio genético apoyan esa tesis.
    El estudio documentó el linaje mitocondrial HV4a1a, el cual surgió en la zona franco-cantábrica y permaneció aislado en el norte de la Península Ibérica durante largos periodos. El haplogrupo HV4 parece tener un origen en Europa del Este hace unos 14.500 años. El sub-haplogrupo HV4a1a muestra una distribución geográfica diferente, estando representado hasta en un 75% de los genomas HV4, que corresponden a individuos de la zona franco-cantábrica, con especial incidencia en Cantabria y Euskadi. Es aquí donde muestra una mayor diversidad con varios subclados. Los individuos portadores de este linaje mitocondrial localizados fuera de la zona originaria corresponden a Italia, Gran Bretaña, Canadá y EEUU. Se puede explicar su presencia en estos lugares a partir de razones históricas, como la presencia de españoles en Nápoles o la inmigración francesa (en contacto con Euskadi) a Canadá

    martes 20 de marzo de 2012"

    Paulu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo (que siempre he creído bastante en la "continuidad" poblacional desde el Paleolítico) me quedo perplejo cuando leo estas noticias y estos trabajos. Y lo hago porque, a la vez, se publican otros que dicen que los europeos actuales no tenemos ningún resto genético de los cazadores-recolectores paleolíticos y descendemos todos de los neolitizadores llegados de oriente próximo. Me convencen más los primeros (como el que citas), pero no tengo la preparación suficiente como para poder entrar en complejidades. De todas formas, de lo que citas, la explicación de la presencia en Nápoles es bastante de chiste (máxime cuando los peninsulares que arraigaron en Nápoles fueron, principalmente, catalano-aragoneses). Y para acabar, la teoría del "refugio franco-cantábrico" siempre me ha parecido un enorme bluff, porque eswtá completamente distorsionada por la "abundancia" de cuevas con arte rupestre y yacimientos del Paleolítico Superior y por la presencia del euskara. Tan "cálida" como la Península Ibérica era cualquier otra península del sur de Europa (Italia, Grecia). Y más aún que la zona franco-cantábrica, andalucía, por ejemplo. Y nadie habla del "refugio andaluz" ni de la repoblación de Europa desde Andalucía (cuando lo sensato sería pensar que, en ese período de frío glacial, sería un territorio más densamente poblado que éste, en función de su latitud meridional y sus más que probables condiciones climáticas más suaves).

      Eliminar
  5. Vaya, préstame la fala Paulu perparecía a lo que falen en tornu al riu Sella y pal Oriente.
    N´algún sitiu atopé yo aunque nun atalanto bien ú dellos marcadores xenéticos que vinculaben a delles poblaciones cántabres con xente de la zona Tracia especulando entós co la posibilidá d´un orixe traciu-legionariu d´época romana o bien góticu ya que dichu conglomerau militar tuvo llargu tiempu na zona enantes pasar a Italia y Galia-Hispania.
    Un saludu, collaciu, y que nun se pierda esa llingua.

    ResponderEliminar
  6. Un saludu Neville. Pos sí q'es interesanti esu de la genética (y la lingüística tamén) A vecis salin cusucas bien majas. A ver si puées alcontrar isi istudiu.

    ¿De qué zona eris tú? lu q'iscribis paeci más asturianu central que de l'urienti...

    Paulu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xixón/Carreño Monte Areo (Montiana/Ambás-Huerno) vaya, te respondo 5 años y pico después pero acabo de leerte repasando esta cuestión.

      Eliminar