26 feb. 2012

Espinilla: pasado, presente y futuro



El hallazgo de la necrópolis de Espinilla marca el inicio de la investigación sobre este tipo de yacimientos en Cantabria. Como ha sucedido en la mayor parte de los casos, su descubrimiento fue casual. Unas obras realizadas para ampliar la casa consistorial de Campoo de Suso sacaron a la luz tumbas de lajas, sarcófagos y estelas con inscripciones. Sin duda han sido estas últimas el elemento más característico de la necrópolis y han llamado la atención de un buen número de investigadores desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. Precisamente la singularidad de las estelas, que emplean como soporte bloques de piedra sin forma definida y recogen los nombres de los difuntos acompañados de símbolos de diversa naturaleza (cruces, figuras de animales, etc.) ha condicionado en gran medida el debate sobre su cronología y adscripción cultural. 
Estelas de Espinilla (Dibujo: C. Martín Gutiérrez)
 
Los restos hallados en torno a la iglesia de San Cristóbal han sido atribuidos al Neolítico, a los cántabros de la Edad del Hierro, a la Edad Media o a los cántabros de la Antigüedad Tardía por los diversos investigadores que los han estudiado. Por encima de todo, se ha insistido en la singularidad de las estelas, un argumento que quizá era válido hasta la década de 1980, pero que en la actualidad ha dejado de tener peso, a la luz de los nuevos e interesantes paralelos de las estelas documentados en otros cementerios medievales. Los mejores ejemplos en este sentido son las estelas de la necrópolis de El Conventón en Rebolledo (Cantabria) y, sobre todo, la de El Castillo en Palacios de la Sierra (Burgos), con características estereométricas y epigráficas similares a las del conjunto campurriano.

Estelas de El Conventón (Rebolledo, Cantabria)
(Dibujo: C. Martín Gutiérrez)

Estelas de Palacios de la Sierra (Burgos)
(Dibujo: J. Andrio Gonzalo)

Tampoco la pretendida destrucción y desaparición del yacimiento, hecho que se tenía por cierto hasta no hace mucho tiempo, es un obstáculo ya para conocer mejor el contexto de aparición de las estelas: en el año 2001 se identificaron algunas tumbas de lajas en el lugar, lo que permite suponer que aún se conserva, al menos, una pequeña parcela intacta del cementerio medieval.
Tumba de lajas localizada en 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario