2 nov. 2013

Riocueva 2013, episodio 11: en la variedad está la diversión

El segundo día de este largo fin de semana de excavación ha dejado buen sabor de boca. A pesar de que la salida de la cueva y el regreso a los vehículos ha sido duro, bajo una fuerte lluvia que había embarrado el camino y convertido las piedras en superficies resbaladizas sobre las que es mejor no pisar, hemos terminado la jornada satisfechos. Concluida la excavación de las "zonas prioritarias", hemos decidido continuar en el Sondeo 5, donde en 2011 salió el ya famoso anillo de Riocueva. No nos resistimos a encontrar a su dueño... o su dueña, en este caso. Los restos humanos siguen saliendo sin conexión, pero es muy probable que los más próximos al lugar en el que apareció la joya tengan alguna relación con la misma. Y no sólo hemos encontrado algunos huesos cerca de la "zona cero"... ¡ha aparecido otro objeto metálico de adorno personal! De momento, hasta que el restaurador realice una limpieza del objeto en cuestión, no podemos dar muchos más detalles, pero podría ser un pendiente, una cuenta de collar en forma de aro o un rudimentario anillo. 

Varios fragmentos de una vasija de cerámica en el momento de su hallazgo
El pendiente, anillo o lo que sea y los huesos humanos no han sido los únicos hallazgos relevantes en esta zona. También han aparecido varios fragmentos de una vasija de cerámica, seguramente de una olla de cocina. Confiamos en que pegue con los trozos que aparecieron ayer, pero para eso habrá que esperar a los "trabajos de laboratorio". Ofreceremos cumplidas noticias sobre el tema cuando nos pongamos con ello.

Con las semillas carbonizadas hay que andarse con cuidado...
Y como parece que todo eso no era suficiente, también hemos tenido una nueva ración de semillas carbonizadas. Como en otros puntos de la cueva, nos hemos topado con otra "pelotita" de grano carbonizado, posiblemente mijo o panizo. Este año la arqueobotánica va a tener más tarea de la que pensaba. De momento, salvo en el Sondeo 3 y en el Sondeo 1, en todas las zonas excavadas ha aparecido algo de cereal carbonizado. Lo del Sondeo 3 es normal, ya que no ha aportado casi nada y en el Sondeo 1 podría aparecer cuando lo ampliemos hacia el sur. Con tanta variedad de hallazgos, ya no nos sorprende nada... o casi nada.

2 comentarios:

  1. Cuánto silencio y cuánta profesionalidad en el vídeo, oiga, jaja. Seguro que algo hablaréis mientras excaváis :P Las excavaciones son el caldo de cultivo perfecto para chanzas y cotilleos (al menos con mis compañeros siempre pasa jaja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El director del video y codirector de la excavación se ha cuidado mucho de que no se oiga ni una palabra durante la filmación. Él sabrá por qué... Y sí: hablamos (yo al menos) mucho mientras trabajamos. Y malmetemos y cotilleamos y ponemos a parir a quienes no están para defenderse, como en todas las excavaciones. Somos igual de mala gente que el resto de arqueólogos, no te quepa duda.

      Eliminar