1 nov. 2013

Riocueva 2013, episodio 10: feliz en mi día

Después de solventar los problemas logísticos que nos impidieron excavar el domingo pasado, hemos retomado la actividad hoy mismo, aprovechando el día festivo. Muy festivo en este caso... A pesar de contar con poco personal y de los contratiempos, la excavación avanza bastante rápido. Hoy hemos concentrado nuestros esfuerzos en el Sector 5, en el sector central de la galería, que es la última zona que teníamos prevista para esta campaña.

Excavando en el Sondeo 5
Aunque habíamos comenzado a trabajar aquí semanas atrás, hasta ahora no habíamos conseguido avances significativos. Con todos los efectivos en el mismo frente la tarea ha sido muy productiva. Tanto, que hemos terminado de excavar los dos primeros sectores. Es un momento importante, ya que con esto hemos concluido la excavación de las "zonas prioritarias" que habíamos definido en el proyecto, un total de 10 m2 repartidos en cuatro sondeos. Ahora tenemos tiempo para hincar el paletín en las "zonas no prioritarias". De hecho, ya hemos comenzado con dos sectores más del Sondeo 5.

Ampliando horizontes, una par de sectores más para completar el fin de semana
En esta zona la variedad de hallazgos es la nota predominante. A diferencia del Sondeo 4, donde prácticamente sólo aparecían huesos humanos, aquí hay bastantes huesos de fauna, fragmentos de cerámica uno de ellos decorado con ondas, como en algunas vasijas de la campaña 2011 , huesos humanos y alguna sorpresa... Ha aparecido un fragmento de vidrio que podría corresponder a un cuenco y otra bellota carbonizada, muy cerca de la anterior. Aunque hacia el este del sondeo comienzan a escasear los huesos humanos, en la zona más próxima a la boca del sector 3 han empezado a aparecer vértebras, costillas y otras piezas del esqueleto, aunque el estado de conservación es un poco desastroso. Quizá haya suerte y aparezca alguna conexión anatómica.

En algunos sitios hay que excavar con mucho cuidado
Vértebras, cerámica... ¡esto promete!
Pero por relevantes que hayan sido los hallazgos de la jornada, todos ellos han quedado relegados a mera anécdota por el gran acontecimiento del día: hoy es mi cumpleaños. Tengo la suerte de que siempre cae en festivo, lo que hace que sea una fecha especialmente señalada... pero no es la primera vez que me lo paso excavando ¿acaso hay mejor modo de celebrar un día así? Por ejemplo, hace ya 18 años, tal día como hoy, estaba excavando en la cueva de La Garma B. Por suerte, nadie ha intentado tirarme de las orejas. Incluso me han dejado excavar un poquito, cosa que no suelo hacer habitualmente. Mañana todo volverá a la normalidad, pero hoy el director y mi esposa se han esforzado en que pasase un feliz día y lo han conseguido. Gracias a ellos y a todos los que me sufren habitualmente por aguantarme un año más....

He tenido un detalle "goloso" y muy adecuado para la ocasión: galletas-ataúd
A veces se echa de menos eso de excavar... Hoy han tenido el detalle de dejarme quitar un poco de tierra


No hay comentarios:

Publicar un comentario