21 de ene. de 2013

Exploración en profundidad (y 2)

Tal y como avanzamos hace un par de semanas, el último sábado de 2012 realizamos una visita a Riocueva para llevar a cabo una prospección en detalle de las galerías situadas más allá de la "Salita". El segundo tramo de la "Galería Campamento" ya lo habíamos transitado, pero no lo habíamos inspeccionado con suficiente detalle. No obstante, como pudimos comprobar de nuevo, la superficie sobre la que se pisa es el suelo natural de la cueva, no hay rastros de actividades antrópicas, ni cerámica o huesos a la vista, vamos, nada que ver con el primer tramo...

Revisando el primer tramo de la "Galería Campamento"
A la izquierda, por detrás del gran bloque, se accede al segundo tramo de la "Galería Campamento"
Explorando el segundo tramo de la "Galería Campamento"
El suelo del segundo tramo de la "Galería Campamento", con sus gours secos y sus espeleotemas
Como nota curiosa, en el segundo tramo de la "Galería Campamento" hay varias firmas con fecha dejadas por personas que visitaron la cueva antes de las primeras exploraciones realizadas por grupos de espeleología a partir de 1966.

Firma  de 1952 sobre una columna del segundo tramo de la "Galería Campamento"
Firma de 1956 en la pared del segundo tramo de la "Galería Campamento"
No sin dificultades logramos entrar a la "Galería Stop", cuyo acceso desde la "Galería Campamento" está bloqueado por un caótico derrumbe de grandes bloques. Aunque contábamos con las descripciones del estudio espeleológico y de algún colega arqueólogo que había visitado la cueva, no pensábamos que el curso de agua subterráneo que inunda parte de la galería nos iba a limitar el acceso tan pronto. El propio derrumbe que dificulta el acceso hace de presa para el agua. Como no llevábamos monos estancos, ni botas de agua, ni ganas de mojarnos, en la primera zona inundada suspendimos la exploración. Sobre todo porque no localizamos ningún indicio de interés arqueológico. Únicamente encontramos un hueso, rodado y ennegrecido por la humedad, en una zona que habitualmente se inunda, por lo que suponemos que haya sido arrastrado por el curso de agua desde algún lugar lejano. Cuando visitamos esta zona de la cueva todavía no había comenzado la temporada de lluvias que nos acompaña desde inicios del mes de enero, por lo que es probable que ahora mismo las zonas inundadas sean más.

Tramo inundado de la "Galería Stop"
Sopesando la posibilidad de "mojarse" y continuar la exploración
Hueso en una zona habitualmente inundada de la "Galería Stop"
Los resultados han estado en la línea de los previsto: la prospección ha sido completamente infructuosa desde el punto de vista arqueológico. Hemos podido comprobar que no hay restos arqueológicos de época tardoantigua o altomedieval (ni de ninguna otra época) más allá de la "Salita", ni en segundo tramo de la "Galería Campamento"ni en el comienzo de la "Galería Stop". El hecho de que las exploraciones espeleológicas realizadas anteriormente, en algunas de las cuales habían participado arqueólogos, no hubiesen reseñado ningún hallazgo en las "zonas profundas" de la cueva era ya un indicio firme, pero no estaba de más comprobarlo por nuestros propios ojos...


En color,  las zonas prospectadas en la cueva de Riocueva (Topografía: SESS, 1967)
Esperemos que la próxima vez que vayamos a la cueva sea para continuar con la excavación que tan buenos resultados nos ha proporcionado. De momento, seguimos estudiando los materiales y dando a conocer los avances de nuestro trabajo a través de conferencias y participaciones en congresos. Seguro que pronto habrá novedades interesantes y, por supuesto, los seguidores del blog serán los primeros en paladearlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada