2 may. 2016

Entrevista con el vampiro

No es la primera vez que el periodismo especializado en el misterio o en lo desconocido se interesa por nuestras investigaciones relacionadas con los contextos funerarios atípicos del final de la Tardoantigüedad y los inicios de la Edad Media. En 2013 fue el programa radiofónico Milenio 3 el que entrevistó a José Ángel y en 2014 un equipo del programa de TV Cuarto Milenio visitó Las Penas y Riocueva para realizar un reportaje.

Nunca imaginamos compartir cartel con semejante pandilla, es inquietante.
En esta ocasión ha sido el programa de radio on-line Nueva Dimensión, conducido por el cántabro Juan Gómez, el que nos ha invitado a hablar de nuestro trabajo. Son 40 minutos de entrevista a José Ángel, que se está convirtiendo por derecho propio en el portavoz radiofónico del Proyecto Mauranus en la que se abordan diversos temas. Aunque el interés fundamental del entrevistador eran los vampiros, ha habido tiempo para contar cosas mucho menos «misteriosas», para hablar de Arqueología y para explicar de forma detallada la complejidad metodológica de un proyecto  en el que colaboran diversos especialistas y en el que se abordan líneas de investigación muy diversas, desde la antropología, la carpología o la antracología, pasando por el estudio analítico del vidrio, de los metales o el empleo de diversas técnicas de datación absoluta, además del trabajo arqueológico propiamente dicho. Es cierto que en la interpretación de las prácticas sepulcrales y post-sepulcrales manejamos conceptos que se alejan un poco de la investigación tradicional, como la necrofobia o las supersticiones relacionadas con ancestrales creencias en los no-muertos, pero son temas que tratamos siempre desde el rigor científico y así queda plasmado durante la entrevista. Quizá los amantes del misterio hayan quedado decepcionados por nuestro enfoque, con poco vampiro y mucho método.



Lo cierto es que estamos más contentos con esta experiencia mediática que con otras anteriores en el ámbito del «misterio». En esta ocasión se ha respetado el contenido íntegro de la entrevista, no son los clásicos «cortes» seleccionados que tienden a alterar los conceptos y el entrevistador no ha insistido demasiado en llevar las respuestas a su terreno.

Como ya hemos repetido con ocasión de la colaboración en otros programas de periodismo de lo desconocido, no somos demasiado aficionados a este enfoque. Más bien al contrario, somos tirando a escépticos. Sobre todo porque, cuando tratan temas relacionados con la Arqueología, buscan siempre el lado más sensacionalista y estrambótico. Manejan siempre explicaciones que recurren a lo paranormal, lo misterioso y lo inquietante basadas, con frecuencia, en análisis superficiales o directamente en el puro desconocimiento. Convierten todos los «molinos» en «gigantes» y transmiten a la sociedad una visión distorsionada de la disciplina. El problema es que hay veces que ese tipo de programas son la única ventana que se abre a algunos proyectos, En nuestro caso son este tipo de periodistas los que han venido a buscarnos, los que se han interesado por nuestras investigaciones y nunca los medios «serios». La atención que hemos logrado por parte de la prensa «no misteriosa» ha sido por nuestra insistencia y poniéndonos al borde del sensacionalismo, tirando de «gran hallazgo». Lo más que han hecho ha sido interesarse por nuestra visión romántica para contraponer nuestra labor a la de los «profesionales» y poco más. Estaremos encantados cuando nos llamen del «más acá» pero, de momento, sólo se interesan desde el «más allá». Y nuestra política de comunicación pasa por atender a todos los que nos quieran escuchar, siempre que nos dejen explicarnos y hablar de nuestro proyecto, no sólo de vampiros. Y así ha sido en Nueva Dimensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario