18 ago. 2015

Ecos de la Ciudad Eterna, 2: los instrumentos textiles de la Crypta Balbi

Había otra cita que esperaba con expectación en mi visita a Roma además de la del Museo Nazionale dell'Alto Medioevo y era la de la Crypta Balbi. No sólo porque me había topado con su nombre varias veces buscando referencias cuando estaba haciendo el estudio de la copa de vidrio que encontramos en Riocueva en 2011, sino porque allí se exponían algunos objetos de interés sobre los que tenía noticias confusas.

Un surtido de vidrio altomedieval de la Crypta Balbi
Me refiero a diversos instrumentos relacionados con la actividad textil con los que están ya familiarizados los lectores del blog, como los punzones de tejedor o los ganchos de huso. Y las «noticias confusas» eran una serie de fotografías que nuestros amigos de El Clan del Cuervo habían compartido en Facebook cuando el Museo Nazionale dell'Alto Medioevo estuvo a punto de cerrar. En una de ellas, etiquetada como parte de la colección de ese museo, aparecían unos punzones de tejedor muy interesantes. Revisé minuciosamente vitrina por vitrina el Nazionale, sin éxito, y me quedé un poco chafado hasta que se me encendió la bombilla ¿y si en realidad estaban en el otro gran espacio expositivo romano dedicado a la Alta Edad Media? Efectivamente, así era.

Punzones de tejedor y aguja fotografiados por El Clan del Cuervo (fuente: Facebook)
La Crypta Balbi es una de las sedes del Museo Nazionale Romano, dedicada de forma monográfica a este singular yacimiento, un complejo monumental construido en el siglo I a. de C. sobre el que se asentó a partir del siglo V d. de C. una iglesia y viviendas. Los hallazgos más numerosos e interesantes corresponden a la etapa bizantina, entre los siglos V y VIII d. de C. y como tiene una museografía mucho más moderna y una ubicación más céntrica que el Museo Nazionale dell'Alto Medioevo, se ha ido convirtiendo en los últimos años en la gran referencia expositiva sobre el periodo altomedieval en Roma. De modo que no le faltaba algo de razón a El Clan del Cuervo cuando lo identificó como museo de la Alta Edad Media...

Vista general de la exposición permanente de la Crypta Balbi
Aunque la cantidad de objetos expuestos en las vitrinas de la Crypta Balbi es apabullante, no tardamos en encontrar los punzones de tejedor de la foto de El Clan del Cuerpo. Compartían ubicación con objetos de lo más variado: desde un juego de pesas y un repertorio de llaves, hasta varias lucernas y otros objetos de hueso. Y no sólo eso. Había otro expositor enorme en el que se amontonaban una gran diversidad de herramientas y utensilios entre los que destacaban un gran número de ganchos de huso de bronce y de agujas del mismo material, además de unas cuantas fusayolas de hueso. Eso por lo que respecta a las actividades textiles, que no son las únicas representadas. Cuchillos, encendedores de eslabón, herramientas de carpintería e incluso piezas de una balanza completan el repertorio.

La vitrina de los punzones de hueso
Vitrina dedicada a las actividades artesanales
Colección de ganchos de huso de la Crypta Balbi
Resulta interesante comprobar que se repite la asociación en el tiempo y en el espacio de punzones de tejedor de hueso y ganchos de huso que ya hace algún tiempo identificamos en Cantabria, aunque de momento no hayamos podido encontrar los dos tipos de objetos en un mismo yacimiento. En la Crypta Balbi sí lo tienen ¡afortunados ellos! Que en este lugar haya ganchos de huso es lo lógico, ya que es un enclave de influencia bizantina y es en el Mediterráneo Oriental donde son más frecuentes estos objetos. Más extraño es encontrar punzones de hueso, mucho más propios de territorios septentrionales del ámbito merovingio o sajón. La similitud en las soluciones técnicas empleadas en el hilado y el tejido en diferentes puntos de Europa y de la cuenca mediterránea durante la Alta Edad Media permite suponer que la tecnología textil de esta época es heredera de la de periodos anteriores. Son herramientas eficaces que seguramente perviven durante siglos. Sin embargo, también es interesante constatar cómo estos objetos están mucho más presentes en el repertorio material de esta época que en momentos anteriores o posteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario